jueves, 31 de enero de 2013

Capitulo 31


Capitulo 31

Cuenta Marcos

A la mañana siguiente me levante. Con un ánimo mejor, hablar con Victoria me había ayudado y mucho. La contemple por un instante y me levante. Fui al baño y luego a preparar el desayuno. Mientras lo hacía llame a mi madre.

*Comunicación telefónica*
Marcos: ¡Vieja!
Isabel: Pa, ¿Cómo andas?
Marcos: Bien, hoy bastante bien. ¿Vos?
Isabel: Me alegro mucho. Yo estoy igual.
Marcos: Me alegro por vos más. ¿La están pasando lindo?
Isabel: Si, por suerte sí.
Marcos: Me alegro de verdad. Te lo mereces. Bueno, te dejo, después te llamo. Mándale saludos a Somoza.
Isabel: Dale. Besos para vos y para Victoria.
*Fin de la conversación*

Marcos: ¡Ay no! Las tostadas.
Se me habían quemado todas las tostadas. Me cambie rápido, sin hacer ningún ruido y fui a la panadería de la vuelta a comprar facturas.
Al llegar a casa, fui a la cocina, termine de preparar todo y me dirigí a la habitación en busca de Victoria, pero no estaba. Apoye la bandeja en la mesa de luz y la empecé a llamar, pero nadie respondía, hasta que siento que alguien se tira sobre mi por la espalda, dejándonos caer a la cama, yo me di vuelta. Victoria estaba arriba mío.
Victoria: ¿Me buscabas mi amor?
Marcos: Así es. Buena día- Dije dándole un beso.
Victoria: Buen día bonito- Dijo eso y seguido me empezó a hacer cosquillas.
Marcos: No, no, para, Victoria- Intentaba decir mientras me reía- Victoria, enserio- Decía y no paraba de reírme.
La di vuelta y le empecé a hacer cosquillas yo ahora.
Marcos: ¿Te pensas que tenes más fuerza que yo? Esta equivocada señorita- Decía mientras le hacía muchas cosquillas.
Victoria: No, Marcos, basta, no, basta- Me decía mientras se reía y mucho.
Marcos: ¿Vos decís que pare?- Dije parando un poco
Victoria: Si, por favor.
Marcos: Mejor no- Dije al mismo tiempo que comencé devuelta con las cosquillas.
Pero ahora ambos nos hacíamos cosquillas. Estuvimos un tiempito jugando hasta que paramos.
Marcos: Que linda manera de comenzar el día así.
Victoria: Hermosa manera. ¿Cómo estás?- Dijo mirándome.
Marcos: Mucho mejor. Hablar con vos me hace muy bien.
Victoria: Me alegro mucho. Siempre que quieras hablar conmigo voy a estar. Cambiando un poco de tema, los cafés deben estar helados.
Marcos: Te amo- Dije y le di un beso en la frente- Verdad, los voy a calentar.
Victoria: Te acompaño. Sabes lo que pensaba Marcos...- Dijo mientras íbamos a la cocina.
Marcos: ¿Qué estas pensando mi amor?
Victoria: Me estas malcriando mucho. Ningún hombre me llevaba todos los días el desayuno a la cama. Pero ahí está la diferencia- Dijo con tono provocativo.
Marcos: ¿Y cuál es esa diferencia? Digo... si se puede saber- Dijo acercándome un poco a sus labios.
Victoria: Que ningún hombre es como vos. Vos sos único, en todo sentido y aspecto lo digo- Dijo riendo pícaramente.
Seguido a eso le partí la boca de un beso. Con amor, pasión, estuvimos unos minutos con ese beso.
Victoria: ¿Calentamos los cafés?- Dijo cortando el beso.
Marcos: Dale bonita- Dije mientras le daba un piquito.
Los calentamos y nos sentamos en la mesada a desayunar.
Marcos: Quiero haber una reunión.
Victoria: ¿Para?- Pregunto algo sorprendida.
Marcos: Para hablar del barrio y la fabrica.
Victoria: Ah bueno. Si vos te sentís mejor, yo no tengo ningún problema.
Marcos: Perfecto. ¿La podemos hacer acá?
Victoria: Es nuestra casa, no decido yo sola.
Marcos: Oka- Dije riendo- La hacemos acá. Pero con los más cercanos. Es decir, con Pepe, Terco, Bren, Lucas, Maquina, Julian, Natacha y Ale.
Victoria: Me parece perfecta la idea. Siempre tan inteligente vos.
Marcos: Aprendo de la mejor- Dije regalándole un sonrisa.
Victoria: Amo que sonrisas.
Marcos: Sonrió por vos y para vos- Dije.
Ella se acerco a mí y me beso.
Victoria: Te amo bonito
Marcos: Te amo bonita.
Victoria: ¿Vos llamas al Terco para que venga y que le avise a Ale y Pepe? Yo le aviso a Bren y ella le avisa a todos los demás, deben estar en la fábrica.
Marcos: Dale. Pero la hacemos a la noche, porque va a ser sospechoso en la fábrica que salgan Brenda, Lucas, Natacha, Julián y Maquina a la misma vez.  Además Pepe y Terco tienen sus negocios ahora.
Victoria: No te digo yo que estas cada vez más inteligente.
Marcos: Y no te digo yo que aprendo de la mejor, que lógicamente vendrías a ser vos. Voy a llamar al Terco. ¿Te parece a las 20.00hs?
Victoria: Me parece perfecto. Yo llamo a Brenda.

*Comunicación telefónica*
Marcos: Terquito.
Terco: Marquitos. ¿Cómo andas?
Marcos: Bien. Te llamaba a avisarte que hoy en la casa de Victoria, va, en nuestra casa- Dije miradola- Hay una reunión por el tema del barrio y la fabrica. Nadie se puede enterar, por las dudas- Dije remarcando el nadie- ¿Te podes ocupar de avisarle a Pepe y a Ale?
Terco: Por supuesto. ¿A qué hora?
Marcos: A las 20.00hs. Nadie se puede enterar- Volví a repetir- Nos vemos a la noche.
*Fin de la conversación*

*Comunicación telefónica*
Victoria: Bren, soy yo Victoria, por las dudas no me nombres. ¿Podes hablar?
Brenda: Ah, hola. No mucho.
Victoria: Bueno, vos escucha y yo te digo. Hoy a las 20.00hs en mi casa, en nuestra casa con Marcos hay una reunión por el tema del barrio y la fabrica. Avísale a Lucas, Julián, Natacha y Maquina. Nadie se puede enterar- Dijo remarcando el nadie.
Brenda: Perfecto. Me alegro mucho que estés bien. Beso grande.
*Fin de la conversación*

Victoria: Listo.
Marcos: Listo.
Victoria: ¿Salimos a caminar un rato?
Marcos: Dale, pero antes me voy a bañar.
Victoria: Ah dale. Nos bañamos juntos y después salimos.
Yo la mire con cara de pervertido.
Victoria: A bañar- Remarco ella riéndose.
Marcos: Yo no dije nada- Dije fingiendo inocencia.
Victoria: Te conozco.
Marcos: Me encanta que me conozcas.

Así paso casi todo el día...

Continuara...


Bueno acá les dejo este capítulo. Mañana subo el otro. Espero que les guste.

6 comentarios: